Con la venida de la Semana Santa y de la vigilia, nos llega el bacalao. Este pez vive en los mares del fríos del norte y es una especie migratoria.
El bacalao es apreciado por su carne y por el aceite de su hígado. Muy rico en omega3.

Se puede consumir fresco o en salazón, permitiendo así su consumo todo el año.
A mi me encanta tanto fresco como es salazón crudo. Está buenísimo.
El hígado de bacalao está muy bueno untado como un paté y unas gotas de limón. Yo lo compro en conserva.
INGREDIENTES:
  • Lomos de bacalao fresco de buena calidad
  • Ajos
  • Aceite de oliva virgen
PREPARACIÓN:
Tan sencillo como poner en una sartén un poco de aceite de oliva junto con unos dientes de ajo laminados, a temperatura no muy alta. Primero hacerlo por el lado de la piel unos segundos y terminar por el otro lado, dándole la vuelta con cuidado.
Tiene que quedar jugoso, que se separen las lascas de la carne y no esté seco. Un bacalo seco es como comerse un estropajo.
HALA A DISFRUTAR!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: