No sé vosotros, pero a nosotros nos cuesta encontrar pan en la situación que estamos pasando ahora. Encontramos pan de molde y poco más. Así que me planteé hacer yo el pan.

Es algo que llevo pensando desde hace muucho tiempo. Me he comprado muchos libros para “atreverme” a hacer pan, pero es como un miedo que tenía, no se porque, porque es irracional, y nunca me atreví a hacerlo.

Hace años me compré una panificadora y hacía pan, pero como a mi marido no le gustaba ese tipo de pan, dejé de usarla y la tenía guardada. El otro día la saqué pero ya no me funcionaba. Así que me puse a buscar en internet una receta que veía mucho circular por facebook, el pan de soda. Y encontré la receta!!. Está publicada en muchos sitios y son los mismos ingredientes en todas. Por lo visto es un pan típico de Irlanda, vamos, que no se hemos inventado nada…. Ya estaba inventado :).

Así que hoy me decidí a hacerlo y ha sido un éxito!!!!. Es muy fácil, os lo digo yo. Y lo mejor de todo, se hace con ingredientes fáciles que tenemos normalmente en casa y muy comunes.

Vamos con la receta. La receta es para un pan pequeño.

INGREDIENTES:

  • 310 gr. de harina normal (la de todo uso).
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico (yo puse 1/2 teaspoon)
  • 1/2 cucharadita de sal (yo puse 1/2 teaspoon)

Para el buttermilk:

  • 250 ml de leche entera (1/4 de L. para el que no lo sepa)
  • 1 tablespoon de zumo de limón

PREPARACIÓN:

Lo primero es poner el horno a calentar a 200 ºC.

Segundo preparar el buttermilk. Añadimos a la leche el zumo de limón, mezclamos y dejamos reposar unos 15 minutos, como mínimo. La leche se corta, pero queda líquida.

Cuando tengamos el buttermilk hecho, ponemos en un bol grande la harina con la sal y el bicarbonato. Lo mezclamos todo bien. Hacemos un agujero en el centro, y añadimos el buttermilk. Con una cuchara de madera, mezclamos todo poco a poco. Cuando esté todo mezclado, ponemos un poco de harina en la encimera y echamos la masa. Espolvoreamos un poco por encima, terminamos de amasar todo.

Dependiendo de las harinas, no todas las marcas son iguales, absorberá más o menos la humedad. La que tengo yo ahora mismo de todo uso, es de marca desconocida y aunque tiene que ser una masa húmeda y un poco pegajosa, estaba demasiado húmeda, y lo que hice, fue ir espolvoreando harina por encima a mi masa, mientras la amasaba. Hasta que me quedo húmeda, pero manejable. Una vez me quedó manejable, la amasé un poco más, hice una bola, le hice un corte en forma de cruz, y la metí en el horno caliente. Para que no se pegue podéis poner papel de horno o un poco harina en la bandeja.

Cada horno es un mundo, la receta decía entre 25 y 30 minutos. Yo la tuve 33, porque a los 30 lo pinché por el centro y manchaba un pelín el cuchillo.

El resultado, es un pan buenísimo. Un éxito!!!!!. Segurísimo que lo volveré a hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: