Esta receta es muy versátil, ya que si la dejas en la nevera que enfríe unas horas, se convierte en una mousse de piña riquísima, para servir en unos vasitos o en una copas, con unos trocitos de piña, por ejemplo.

Y si la metes en la heladera se convierte en un helado de piña muy bueno. Se puede hacer con heladera o sin heladera, queda igual de cremosa.

INGREDIENTES:

  • 1 piña
  • 500 ml de nata para montar
  • 1 bote pequeño de leche condensada

PREPARACIÓN:

Sacamos la carne de la piña y la trituramos.

Añadimos la leche condensada y mezclamos con una cuchara.

En un bol montamos la nata bien fría. No hace falta montarla del todo, con que esté bien firme es suficiente.

Mezclamos la nata con la mezcla anterior, con suavidad, y la metemos en la heladera, o directamente en el congelador en un tupper.

Hacedlo, es muy fácil, no se tarda nada y queda un helado estupendo.

HALA A DISFRUTAR!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: