Tenía una tarrina de queso mascarpone, que me sobró el otro día un tiramisú.
Y como apetecía algo dulce, se me ha ocurrido aprovechar un poco de leche condensada que tenía, la tarrina de mascarpone y unos huevos.  El experimento ha salido genial, está buenísima y la textura es suave y nada pastosa o seca como muchas tartas que he probado de queso.

INGREDIENTE:

  • Una tarrina de mascarpone pequeña (250 gr.)
  • Una taza de leche condensada (25 cl.) o un bote pequeño
  • 3 huevos xl

PREPARACIÓN:
En un bol ponemos el mascarpone, la taza de leche condensada y los huevos.

y batimos todo con unas varillas eléctricas hasta conseguir una crema suave, sin grumos.

Engrasamos un molde con un poco de mantequilla o margarina, ayudándonos con un poco de papel de cocina, para no mancharnos. Y vertemos la mezcla.

Metemos en el horno a 200 º, tapado con un poco de papel de aluminio, hasta que esté hecho. Más o menos una hora. Depende de cada horno. Cuando esté casi hecho quitamos el papel para que se dore por encima.
Y este es el resultado. Lo podemos servir con un poco de mermelada de cerezas, que está un pelín ácida, para contrarrestar el dulzor. O sin nada, como a mi me gusta más.

Así de sencillo, así de fácil y así de rico, y solo con 3 cosillas de la nevera que tenía por ahí.

Que aproveche!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: