Hace mucho que quiero enseñaros el solomillo de cerdo en hojaldre. Es muy muy fácil y se hace muy rápido.

Os enseño como lo hago yo, que a su vez me lo enseñó una amiga. El relleno lo puedes hacer con lo que quieras, pero a mí me gusta así. Leer Más

Esta es una de las muchas recetas que hacía mi madre y que en su memoria estoy publicando, para que no se queden en el olvido.

Mi madre era una gran cocinera y esta es una de sus recetas que le salía de rechupete. Leer Más

Hacía mucho que no hacía esta receta, y el otro día que estuve pintando, la hice el día anterior para comerla luego.

Estaba tan buena que mi marido me ha pedido que se la vuelva a hacer y quiero compartirla con vosotros.

INGREDIENTES (para dos personas):

  • 1/2 kg. de magro de cerdo
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 zanahorias grandes
  • 3 puñado de guisantes
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Tomate frito casero
  • Sal

PREPARACIÓN:

En una cazuela ponemos dos cucharadas de aceite y cuando esté caliente añadimos la cebolla cortada en trocitos pequeñitos.

La rehogamos un poquito. Añadimos una cucharada de tomate frito casero, damos un par de vueltas y añadimos la zanahoria cortada en rodajitas no muy gordas y los guisantes. Añadimos un poco de sal. Rehogamos todo muy bien.

Añadimos la carne y la hacemos lo justo para que se selle. Cuando esté bien sellada, añadimos un vaso pequeño de vino blanco, y lo dejamos que se vaya el alcohol.

Cuando ya no huela a alcohol, añadimos un par de cucharadas agua y lo ponemos al mínimo tapado. En la inducción lo he puesto en el 2. Tiene que cocer muy muy despacio durante aproximadamente una hora.

De vez en cuando miramos que todo vaya bien, le damos un par de vueltas a todo, y probamos de sal. Rectificamos si fuera necesario.

Cuando la vayas a comer la puedes acompañar, si quieres, con unas patatas fritas cortadas en cuadraditos, un arroz blanco….

Que aproveche!!

No voy a entrar en disquisiciones filosóficas de que si la paella es el recipiente……bla, bla.

Leer Más

El arroz de la huerta está muy bueno. Yo la primera que lo comí fue en casa de mi hermana y nos encantó.
Sobre todo a mi marido, que no hay forma de que coma verduras. Esta es una forma de que las coma, al igual que si tenéis niños y les pasa lo mismo.
Es realmente fácil y se hace como una paella pero con verduras solamente.

INGREDIENTES (para 3 personas):

  • Un pimiento alargado rojo
  • Un pimiento alargado verde
  • 4 cucharadas soperas de tomate frito casero
  • 1/4 de cebolla
  • 8 puntas de esparrago verde
  • 8 mitades de alcachofas cocidas
  • 2 puñados de guisantes
  • 3 cucharadas de aceite
  • Sal
  • Azafrán
  • 3 tazas de las de café de arroz
  • Caldo de verduras

PREPARACIÓN:

En una paellaera o sartén, ponemos a calentar el aceite. Cuando esté caliente, añadimos la cebolla y pochamos un poquito. Añadimos el tomate, los pimientos cortaditos en trozos pequeños y el resto de verduras.

Pochamos todo y añadimos el arroz. Una tacita de arroz por persona. Añadimos un poco de sal y rehogamos el arroz con el resto.

Añadimos el caldo, tres tacitas de caldo por cada tacita de arroz, y el azafrán.
Ponemos a hervir y lo hacemos igual que la paella. Ya la expliqué en otra entrada .
Cuando esté medio hecho, probamos de sal y añadimos si es necesario.

Dejamos terminar de hacer y a disfrutar de arroz rico rico y sano.

Os aseguro que no se dejan ni las migas.