GALLETAS CRAQUELADAS DE LIMÓN

GALLETAS CRAQUELADAS DE LIMÓN

El craquelado es la agrietación de la pintura cuando es muy antigua. Se produce por el deterioro, formando esas desfragmentación.

Las galletas no llevan pintura, no os asustéis 😏. En este caso se imita el craquelado por la acción del azúcar glasé al hornearse y la masa muy fría.

Son unas galletas abizcochadas con una fina capa crujiente riquísimas. Con un sabor al limón intenso delicioso.

Continuar leyendo “GALLETAS CRAQUELADAS DE LIMÓN”

PASTAS DE TÉ CON MANGA

PASTAS DE TÉ CON MANGA

Estas pastas se hacen con manga pastelera, de ahí su nombre. Son un tipo de pastas de mantequilla y muy fáciles de hacer.

No tienen ninguna complicación, no hace falta ningún aparato y cualquiera las puede hacer, tanto expertos como noveles. De echo estas pastas las ha hecho mi sobrina conmigo cuando era chiquitita 🙂

INGREDIENTES (para unas cuatro bandejas):

  • 300 gr. mantequilla
  • 200 gr. azúcar glas
  • 200 gr. huevos batidos (unos cuatro huevos L)
  • 500 gr. harina de repostería

PREPARACIÓN:

Unas horas antes sacar la mantequilla de la nevera para que esté a punto pomada. Si se nos ha olvidado la metemos unos segundos en el microondas con cuidado de que no se derrita. Tiene que estar a punto pomada.

El punto pomada, para quien no lo sepa, es como bien reza, el punto que tiene una pomada o crema, blandita.

Ponemos el horno a pre calentar a 200ºC, para que vaya cogiendo temperatura mientras hacemos la masa.

En un bol grande ponemos la mantequilla, el azúcar glas y mezclamos hasta que se forme un crema.

En otro bol ponemos cuatro huevos L, los batimos y los pesamos. Tenemos que echar en la crema que hemos hecho, exactamente 200 gr. de huevos batidos.

Mezclamos bien hasta integrarlos bien y conseguir una crema.  Pesamos y tamizamos la harina, y la agregamos a nuestra crema.

Mezclamos bien para integrar todo.

En una manga pastelera ponemos una boquilla rizada grande.

En una bandeja de horno vamos poniendo la masa con la manga. Dejando espacio pues ensanchan al hornear. Procurar hacerlas todas del mismo tamaño.
Se pueden hacer redonditas, como estas, o alargadas. Yo las he hecho de los dos tipos.

Horneamos a 200º C. Cuando empiecen a ponerse doraditas las sacamos con muchísimo cuidado, pues son muy muy delicadas. Yo me ayudo de una espátula de cocina.

Sacamos nuestras pastas a un plato para que se vayan enfriando. Y repetimos con las demás bandejas, hasta terminar con todas. Da para unas cuatro bandejas. Todo depende del tamaño de las pastas y del la boquilla.

Cuando estén frías la colocamos en una fuente, plato o lo que queramos. También podemos, si queremos, bañarlas hasta la mitad de chocolate blanco o negro…….. lo que queramos y nos apetezca.
Yo, en esta ocasión las he preferido así, para tomarlas con un chocolate caliente o una buena taza de té.
Son una delicia para comerlas a cualquier hora.

QUE DISFRUTÉIS!!!

GALLETAS DE MANTEQUILLA ESPECIADAS

GALLETAS DE MANTEQUILLA ESPECIADAS

Estas galletas son muy fáciles de hacer y están buenísimas. A mi nunca me habían salido las galletas, excepto las que se hacen con manga pastelera, pero estas están muy buenas y son fáciles.

En esta ocasión las vamos a hacer navideñas. Las vamos a cortar con corta pastas navideños y les vamos a añadir especias.

INGREDIENTES:

  • 300 gr. de mantequilla
  • 2 huevos tamaño L
  • 425 gr. de harina normal marca Gallo (importante)
  • 85 gr. de azúcar
  • Unas gotas de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de las pequeñitas de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de la pequeñitas de canela en polvo
  • 1 cucharadita de las pequeñitas de nuez moscada
  • Azúcar glas

PREPARACIÓN:

En el bol de la amasadora añadimos la mantequilla a punto pomada, los huevos, la esencia de vainilla y el azúcar. Lo ponemos con el accesorio mezclador y a potencia alta.

Cuando tengamos una crema, añadimos la harina, y ponemos la pala de mezclar,  y seguimos mezclando hasta que tengamos todo perfectamente integrado.

A mi no me gusta hacer propaganda, pero tengo comprobado con otras marcas y con la única con la que salen bien es con la harina de la marca Gallo.

Una vez tengamos la masa hecha, enharinamos la mesa y amasamos un poco más. La masa no tiene que estar ni dura ni demasiado blanda que no se pueda luego cortar.Se tiene que despegar de las manos fácilmente.

Hacemos un rollo, cortamos un poco, y reservarmos el resto en la nevera para que no se ablande demasiado.

Se enciende el horno a 200ºC.

Se coge un trozo de masa, se enharina un rodillo y la masa, y se estira con un grosor de 1/2 centímetro, más o menos. Yo uso unas varillas de ese grosor, de esa manera es más fácil.

 Se cortan formas con el cortapastas y se coloca en la bandeja del horno. La mía como es especial para galletas en anti adherente. Pero si la vuestra es normal, poned un silplat o algo para que no se peguen.

Cuando queramos seguir haciendo más, cogemos otro trozo, lo amasamos un poquito para se ablande con el calor de las manos y trabajamos como el anterior.

En este punto, si quieres puedes ponerles almendra picada o lo que se te ocurra.

Se introducen en el horno, a media altura, calor arriba y abajo, y se hornean a 200ºC, hasta que cojan un poquito de color. Se sacan con muchísimo cuidado y se dejan enfriar.

Otra idea es bañarlas en chocolate o lo que se os ocurra.

Las mías como quiero que parezcan nevadas, les he puesto azúcar glas.

Fáciles y ricas!!!!!

COOKIES AMERICANAS

COOKIES AMERICANAS
Sin duda una de las galletas favoritas de todos. A quien no le gustan unas buenas galletas con un buen té, por ejemplo.

Todavía recuerdo con cariño y con nostalgia esas tardes tomando un té con mis tíos en Gandia o en su casa de Madrid. Un buen té inglés y unas buenas galletas, y sobre todo la compañía. Que tiempos aquellos….
Estas al tener pepitas de chocolate son la delicia de los más pequeños, y como no de los más golosos.
La receta es muy fácil, solo hay que tener en cuenta la temperatura del horno, que no suba de los 160ºC, que la masa esté fría, y que no se horneen demasiado, solo hasta que se doren los bordes.

Para mí ha sido una tentación no comerme la masa a cucharadas, pues estaba buenísima y tenía a la Marivi mala diciéndome…”cómetela”, “cómetela”, “anda tonta, si lo estás deseando”…….JAJAJAJA.

Bueno, vamos con la receta, que veréis que sencilla es.

INGREDIENTES:

  • 170 gr. de mantequilla sin sal (normal)
  • 220 gr. de azúcar moreno
  • 100 gr. de azúcar blanco
  • 1 huevo grande
  • 1  yema de huevo
  • 260 gr. de harina normal
  • 1/2 teaspoon bicarbonato
  • 1/2 teaspoon de sal fina
  •  1 teaspoon de extracto de vainilla
  • 300 gr. pepitas de chocolate negro

PREPARACIÓN:

Yo, lo primero que he hecho es poner a calentar el horno a una temperatura bajita, para que fuera cogiendo ya poco a poco temperatura y luego no costara tanto tiempo precalentarlo.

En un bol mezclamos primero la mantequilla derretida y los azúcares, cuando esté bien mezclado, añades los huevos y la vainilla y mezclas hasta tener una crema suave.

En otro bol pones la harina  tamizada y el resto de ingredientes secos, lo mezclas todo muy bien y lo añades a la crema.

Cuando esté todo muy bien mezclado, con varillas, y tengas una crema más densa que la anterior, añades las pepitas y con una espátula dura o con una cuchara de madera, lo mezclas todo muy bien.

Va a costar un poco porque la masa está muy densa.

Lo tapas y lo metes en el frigo una media hora, como mínimo.

Subes el horno a 160ºC para que coja la temperatura.

Sacas la masa a la media hora… o más, y con un cucharón para helados o con lo que mejor te apañes, sacas bolas y las vas poniendo en una bandeja para horno, con bastante separación entre ellas, porque se expanden.

Las horneas a 160 ºC, durante unos 10 minutos o hasta que los bordecitos estén un poco dorados. Si te pasas se quedan duras.

Al sacarlas de la bandeja ayúdate con una espátula ancha, porque están súper blandas. Pásalas a una rejilla para que se enfríen.

Entre horneado y horneado, deja el bol en la nevera para que no pierda temperatura la masa.