HELADO DE PIÑA

HELADO DE PIÑA

Esta receta es muy versátil, ya que si la dejas en la nevera que enfríe unas horas, se convierte en una mousse de piña riquísima, para servir en unos vasitos o en una copas, con unos trocitos de piña, por ejemplo.

Y si la metes en la heladera se convierte en un helado de piña muy bueno. Se puede hacer con heladera o sin heladera, queda igual de cremosa.

Continuar leyendo “HELADO DE PIÑA”

HELADO DE CEREZAS

HELADO DE CEREZAS

Seguimos con el tema helados para hacer este verano, y por qué no, cuando nos apetezca?

Es muy muy fácil de hacer. Si tienes una heladera, en un rato tienes un rico helado para compartir.

INGREDIENTES:

  • 100 gr. de cerezas
  • 2 cucharadas soperas de miel
  • 4 yogures griegos
PREPARACIÓN:
Deshuesamos las cerezas, ya lavadas, y las trituramos junto con los yogures y la miel.
Ponemos en la heladera y dejamos que se haga el helado. Así de super fácil.
Podemos sustituir la miel por azúcar, glucosa o azúcar invertido, eso sí, no la misma cantidad. La glucosa y el azúcar inviertido son mucho más dulcificantes, por lo tanto, hay que poner muy poquito y probar el grado de dulzor.
Si no tenemos fresas, pues no importa, la fruta que queramos.
A que es fácil?. Vamos, nos os quejéis de que os traigo recetas difíciles.
HALA, A DISFRUTAR!!!!!!!

HELADO DE VAINILLA

HELADO DE VAINILLA

Se trata de uno de mis favoritos, junto con el de plátano o el de menta y chocolate.
Es muy fácil de hacer y os quiero enseñar como se hace.
La base es una crema inglesa muy ligera.

INGREDIENTES:

  • 500 ml de leche entera
  • 250 ml de nata para montar
  • 200 gr. de azúcar normal
  • 6 yemas de huevo
  • 1 vaina de vainilla
PREPARACIÓN:
 
En un cazo ponemos la leche, la nata, las semillas de la vinilla y el resto de la vaina entera.
Lo ponemos todo a hervir.
En un bol mezclamos bien el azúcar y las yemas.
Cuando rompa a hervir, bajamos el fuego y dejamos infusionar la leche con la vainilla un ratito.
Retiramos la vaina entera.
Vamos echando la mezcla de las yemas y el azúcar en la leche, poco a poco y sin dejar de remover con las varillas, para que no se agarre al fondo.
Dejamos cocer a fuego muy bajo un ratito y sin dejar de mover.
Ponemos a enfriar antes de echarlo en la heladera o de meterlo en el congelador.
Cuando esté frío lo echamos en la heladera y hacemos el helado.
Si no tenemos heladera, lo podemos meter en un tupper en el congelador y cada media hora mezclarlo todo, para mantecarlo. Así hasta que se haga el helado cremoso.
HALA,  A DISFRUTAR!!!!!!!!

HELADO DE FRESA

HELADO DE FRESA

Ha sido el tercer intento, pero ha merecido la pena, porque ha salido un helado cremoso y muy bueno.
Lo he querido hacer quitándole algo de calorías y me ha costado obtener la textura deseada y el punto justo de dulzor, para que no quedar muy ácido, pero al final!!, después de la tercera prueba lo he conseguido, y quiero compartirlo con vosotros.

INGREDIENTES (para unas 6 bolas):

  • 2 vasos de leche desnatada
  • 2 yogures tipo griego
  • 4 cucharadas de miel
  • 1/4 kg. de fresas
PREPARACIÓN:
 
Trituramos todo junto y hacemos un puré. Probamos de dulzor, y añadimos si es necesario, más miel. La miel es más sana y sustituye a la glucosa o al azúcar invertido, que hace que nuestro helado no se cristalice.
Para sustituir la nata, que sería la materia grasa que necesitaría para cuajar, lo hemos sustituido por yogur griego, que es menos calórico. Después de hacer varias pruebas, he visto que necesitaba dos yogures para que saliera una textura cremosa.
Yo la leche la he puesto desnatada pero si queréis le podéis poner entera.
Con todo esto he querido hacer un helado con unas pocas menos calorías del normal. Pero OJO no es light del todo, solo un poquito menos. Lo que quiere decir que si estáis a régimen podéis comerlo, pero con mesura.
Desde luego es más sano que los industriales.