LENTEJAS

LENTEJAS

Os voy a contar como hago yo las lentejas, y que salen muy muy ricas.

INGREDIENTES (para dos personas):

  • 200 gr. de lentejas
  • 1 trozo de panceta fresca
  • 1 morcilla
  • 1 chorizo
  • 1 patata pequeña
  • 1 pizca pimentón
  • Azafrán
  • 1 hoja de laurel
  • 1 diente de ajo
  • Sal (si es necesaria)
PREPARACIÓN:
En una cazuela ponemos las lentejas con agua, sin nada más, y las ponemos a hervir.
Las hervimos 5 minutos. Retiramos todo ese agua y añadimos todos los ingredientes y agua fría, hasta justo cubrir.
Las ponemos a cocer y cuando empiecen a hervir bajamos el fuego, tapamos y dejamos hacer a fuego lento hasta que estén hechas. A mitad de cocción probamos de sal y añadimos si es necesario.
Si hay que añadir agua durante la cocción porque se queda sin caldo, añadimos siempre agua fría.
El agua fría hace que queden más suaves.
Como habréis visto, son muy fáciles de hacer. Cada uno que le añada o le ponga lo que quiera. También se pueden hacer “viudas”, con ajo, cebolla, patata y laurel, pero a nosotros nos gustan así y hacemos plato único.
Que las disfrutéis!!!!

POTAJE DE GARBANZOS

POTAJE DE GARBANZOS
Recetas de potajes de garbanzos hay muchísimas. Tantas como pueblos hay, y con diferentes ingredientes y maneras de hacerlo. Yo os voy a enseñar como lo hacía mi madre, que no se si será como se hacían en su pueblo, pero es como lo hacía ella y estaba buenísimo.

Os aviso que es muy laborioso. Yo estaba mañana parecía topchef con tantas elaboraciones al mismo tiempo en los fogones.

INGREDIENTES (para dos personas):

  • 2 dientes de ajo
  • Una cucharadita de pimentón dulce
  • 2 puñados de espinacas frescas
  • 1 huevo
  • 2oo gr. de garbanzos
  • 150 gr. de migas de bacalao en salazón
  • Sal
  • Vinagre de vino tinto

PREPARACIÓN:

…..El día anterior ponemos los garbanzos en remojo. Y en otro recipiente ponemos el bacalao a desalar.
El bacalao hay que dejarlo 24 horas y cambiarle el agua unas tres veces.

TRUCO!!! Si se os ha olvidado poner los garbanzos a remojo, nooooo pasa nada. Mides con un vaso los garbanzos que quieres usar, y en un recipiente apto para microondas pones los garbanzos y la misma cantidad por tres de agua. Osea, por un vaso de garbanzos tres de agua.

Lo pones a la máxima potencia y durante 15 minutos. Dejas reposar una hora y ya los tienes listos para usar en el potaje o en la receta que quieras. Funciona!!!.

……. Día siguiente ponemos a cocer las espinacas en una ollita. Y mientras tanto ponemos en la olla que vayamos a hacer los garbanzos un poco de agua, más o menos por la mitad de la olla, y los ponemos a hervir destapada, sin nada más, durante 15 minutos. 

En una sartén ponemos un poquitín de aceite y freímos los dos dientes de ajo enteros. Cuando estén dorados añadimos el pimentón y terminamos de hacer. Apartamos.

Cuando las espinacas estén ya blanditas las colamos y las rehogamos en la sartén que tenemos con los ajos y el pimentón. Lo rehogamos todo junto y reservamos.

Cuando pasen los 15 minutos de los garbanzos, añadimos las espinacas. Separamos la clara de la yema del huevo, y en la mima sartén de las espinacas con un poquito de aceite, freímos la clara del huevo. La yema la reservamos.

La partimos en trocitos y se la echamos a los garbanzos.

Ponemos un poco de sal y tapamos la olla. Cocemos a fuego medio durante 25 minutos.

Enfriamos la olla, destapamos y probamos de sal. Si hace falta se añade un poco más. Añadimos la yema desleída con un poquitín de agua y una cuchara de vinagre. Tapamos y dejamos cocer otros 15 minutos.

Cuando la destapamos olla, el potaje está con la cantidad justa de caldito y con una pinta espectacular. Está buenísimo.

HALA,  a disfrutar!!!!!!

Truquito de mi madre, si no tienes bacalao lo puedes hacer exactamente igual con atún en escabeche, del que venden al peso.

GARBANZOS CON CHORIZO Y PANCETA IBÉRICA

GARBANZOS CON CHORIZO Y PANCETA IBÉRICA

….Si quieres ponerte gordito y sano, come trompitos de los Salesianos. Así cantaban en el colegio de mi padre cuando era pequeño, en los Salesianos, cuando comían garbanzos.

Es como llamaban a los garbanzos, porque en la olla iba de todo……garbanzos sin limpiar de pajas y bichos, etc.

Y eso que era un internado de niños ricos, pero solo comían carne cuando mi abuelo cazaba y les llevaba jabalies.

Hablamos de la posguerra, que ni en ciertas instituciones, por muy de ricos que fueran, también había escasez de cosas.

Estos son de marqueses por lo menos……. porque tienen enjundia.

INGREDIENTES (para dos personas):

  • 150 gr. de garbanzos
  • 2 cucharadas de tomate frito casero
  • 1 chorizo ibérico
  • 3 tiras de panceta ibérica curada
  • 1/4 de cebolla
  • Sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva

PREPARACIÓN:

En una cacerola, ponemos agua y cuando empiece a hervir echamos los garbanzos y un poquito de sal. También los podéis hacer en la olla express, para tardar menos tiempo. Os lo aconsejo.
Cuando estén cocidos los escurrimos y reservamos.

En una sartén, ponemos el aceite y la cebolla bien picadita a pochar con una pizca de sal. Cuando esté pochadita añadimos la panceta, que habremos quitado la corteza, y cortado en tiritas y luego en taquitos.

Damos un par de vueltas y añadimos el chorizo.

Cuando esté hecho, si vemos que ha soltado grasa el chorizo y hay exceso de aceite, lo quitamos y dejamos una chispa.

Añadimos el tomate y los garbanzos. Rehogamos todo junto.

Servimos en unas cazuelitas o algo similar.

FABADA ASTURIANA

FABADA ASTURIANA
Que decir de este plato tan de nuestra gastronomía, creo que habla por sí solo y que sobran las palabras.

Tiene un proceso muy lento de preparación, como se hacen los guisos y las cosas buenas, o como dicen ahora, que tanto está de moda, cocina slow, que no es otra cosa que volver cocinar como lo hacían nuestras madres y nuestras abuelas, a fuego lento y despacito, con mimo.

Otra cosa que os aconsejo es comprar fabes asturianas. Son muy caras, pero merece la pena y luego se ve en el resultado.

Sin más preámbulo vamos con ello.


INGREDIENTES (para dos personas):

  • 300 gr. de fabes asturianas
  • 1 chorizo
  • 1 morcilla
  • Lacón fresco
  • Panceta salada
  • Sal

PREPARACIÓN:

La noche anterior se ponen las fabes en un bol con agua fría, hasta cubrir y se dejan así hasta el día siguiente. El lacón y la panceta se desalan en agua tibia una hora antes de hacer la fabada.

En una cazuela se ponen todos los ingredientes, menos la sal, cubiertos de agua, solo lo justito. Si la morcilla no es asturiana, que es más compacta, se añade casi al final para que no se deshaga.

Se pone a hervir y cuando empiece a espumar se quita la espuma y se baja el fuego.

Se dejan hervir a fuego muy lento durante unas tres horas, vigilando que no se queden sin agua. Si hace falta se le va añadiendo agua fría, esto también las ayuda a que se suavicen.

La fabada tiene que quedar con el caldo espeso, trabadito. Para ello, a cuando estén casi hechas se coge una cucharada de fabes y se machacan en un mortero hasta formar un puré. Se le añade y se remueve con todo.

Si no hemos puesto la morcilla, ahora sería el momento y lo mismo de probarlas de sal y añadir si hiciera falta.

El resultado es que habéis visto en la foto principal, son unas fabes suaves al paladar, sin despellejarse y con el caldo trabadito.

Buenísimas.