MILHOJAS DE TURRÓN

MILHOJAS DE TURRÓN

Este verano me trajo una amiga unas tabletas de turrón, de la zona de donde veranea ella, que es muy conocida por el turrón, y lo venden todo el año. Lo tenía guardado para emplearlo en un postre cuando viniera a comer a casa, y así homenajearla con su regalo.

Me acordé que hace años, una Noche Buena que vinieron mis padres a cenar, y no me acordé del postre, me inventé una crema de turrón, con una tableta de turrón de Jijona de mi cesta y un poco de nata que tenía en la nevera. Lo serví en copas y lo adorné cada una con un barquillo relleno de turrón, también de mi cesta. Tuvo mucho éxito y salvé el postre en un momentito.

Continuar leyendo “MILHOJAS DE TURRÓN”

PASTEL DE PESCADO

PASTEL DE PESCADO

Este pastel de pescado me lo enseñó una compañera que tenía asturiana, y que lo hacía su madre mucho. Se asemeja bastante al pastel de cabracho. Yo le he añadido una variante, y es ponerle langostinos, gambas o gambones. Ese toque le va muy bien y queda buenísimo.
Si se le pone cabracho será un pastel de cabracho y si se le pone merluza, pues es un pastel de pescado.

Continuar leyendo “PASTEL DE PESCADO”

QUICHE LORRAINE

QUICHE LORRAINE

Se trata de una tarta salada inventada en Lorraine (Francia), en el siglo XVI. La original lleva bacon, leche, nata, huevos, y queso, y se llama quiche lorraine.

Yo la mía, para hacerla más ligera, la he preparado con jamón cocido y leche evaporada.

La base de cualquier quiche es la nata o leche evaporada y los huevos. Si lo queremos hacer con nata, serían 250 ml de nata y 2 huevos. A partir de ahí, se le puede añadir lo que se quiera.

INGREDIENTES:

  • 1 lámina de pasta brisa
  • 400 ml de leche evaporada
  • 4 huevos
  • 200 gr. de taquitos de jamón cocido
  • 200 gr. de queso emmental rallado
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de nuez moscada
PREPARACIÓN:
 
Ponemos el horno a precalentar.
Extendemos la pasta brisa sobre un molde bajo rizado de base desmontable y antiadherente. Marcando bien la parte rizada del molde para que luego coja bien la forma. Pinchamos con un tenedor la base.
Forramos la base con papel de horno. Para hacerlo cogemos un trozo de papel tan grande como el diámetro exterior del molde.
Doblamos por la mitad. Volvemos a doblar por la mitad. Hacemos un triángulo. Volvemos a hacer otro triángulo. Superponemos con el pico sobre el centro del molde. Cortamos justo por donde marque el borde del molde. Y ya tenemos nuestra base redonda del mismo tamaño que el fondo.

Colocamos encima una perlas cerámicas para tartas o unos garbanzos.

Lo horneamos hasta que esté la masa cocida.
Lo sacamos del horno, y con un rodillo o con un cuchillo cortamos los bordes para que queden perfectos. Se puede hacer antes, pero yo prefiero hacerlo así porque hay veces que las masas se encogen y luego quedan cortas.
En un bol batimos los huevos, añadimos la leche evaporada la sal y la nuez moscada.
Mezclamos bien, y añadimos el resto de ingredientes. Lo mezclamos todo.

Vertemos la mezcla sobre el molde y lo metemos en el horno. Lo horneamos a 180º C hasta que la tarta esté hecha. Lo sabremos si al pinchar en el centro el cuchillo o el pincho sale completamente limpio.
Si vemos que a mitad de la cocción la tarta ya está doradita, la tapamos con un trozo de papel de aluminio para que se que queme por arriba y se siga haciendo por dentro.
HALA, A DISFRUTAR!!!

EMPANADA DE ATÚN

EMPANADA DE ATÚN

La empanada, plato típico de la gastronomía gallega, no es otra cosa que un pastel, hecho con una masa de pan muy fina, y relleno de lo que se quiera.

A mi me gusta con masa de hojaldre, pues queda más fino al paladar y no tan mazacote. Es muy fácil de hacer y muy socorrido para una cena, ya que con cuatro cosas que tengas en la nevera te montas una empanada que “pa qué”.

INGREDIENTES:

  • 2 planchas de hojaldre o de masa para empanada (según el gusto)
  • Un pimiento verde pequeño
  • Un pimiento rojo asado o en su defecto del piquillo
  • 2 latas de atún en aceite
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 1/2 cebolla
  • Aceite
  • Sal

PREPARACIÓN:

Ponemos a precalentar el horno a 180º y mientras tanto preparamos la farsa.

En una sartén ponemos la 1/2 cebolla cortadita en trozos pequeños y el pimiento cortado de la misma manera, con un poquito de aceite.

Añadimos una pizca de sal para que “sude” la cebolla. Sí, he dicho sudar, que pasa?, la pobre cebolla también suda con el calor…..jajajajja, que le vamos a hacer.

Pues eso, HALA que sude. Cuando esté todo bien pochadito, quitamos el aceite que nos ha quedado en la sartén y añadimos el pimiento asado cortado en trocitos pequeños, el atún (muy muy bien escurrido), y le damos un par de vueltas para que se rehogue todo.

Añadimos el tomate frito y lo volvemos a rehogar dándole otras dos o tres vueltas a todo, probamos de sal y añadimos si hace falta. Apagamos el fuego.

En una bandeja de horno, con el mismo papel que trae, ponemos el hojaldre y lo pinchamos con un tenedor.

Ponemos nuestra farsa o lo que es lo mismo, el relleno que hemos hecho, sobre el hojaldre, sin llegar a los bordes, pues luego tenemos que poner la otra plancha y cerrar como si fuera una empanadilla.

Pinchamos la otra plancha, y la ponemos encima de la otra, con cuidado. Vamos doblando las dos orillas juntas, hacia el centro, y luego, para que quede más bonito, marcamos con un tenedor. Hacemos una cruz con un cuchillo, en el centro, para que salga el vapor y haga de chimenea.
Pintamos con una yema de huevo batida, para que coja un color doradito.

Lo metemos en el horno, a media altura, y lo horneamos hasta que tenga un color doradito.

La sacamos y la dejamos enfriar un poco antes de servir. Lo ideal es que esté templadita o a temperatura ambiente.

Buenísima y muy fácil.